Ultramarinos finos

Maestro Marcelino

Nuestro establecimiento está inspirado en Marciano Díaz, destacado comerciante, quién gracias a su saber hacer forma parte de la historia de Sevilla.

Marciano Díaz Väzquez fue propietario y creador de Casa Marciano, colmado de referencia en la ciudad por la calidad de sus productos, en especial de sus jamones y chacinas. En contra de lo que creían la mayoría de los sevillanos, no era montañés, era de Aguasfrias junto Almonaster (Huelva), zona privilegiada para la elaboración de esos preciados manjares, cuyo olor quedaba impregnado en la memoria de todo aquel que pasaba por el escaparate de su establecimiento.

Y aunque sus estanterías estaban abarrotadas de fiambres, licores, latas, bombonas de aceitunas gordales que parecían que iban a explotar, todo tipo de chacinas, mermeladas, etc…, y todos ellos de primera calidad, Hubo un tiempo, no muy lejano en que Casa Marciano era sinónimo de jamón.

"Al comer establecemos una relación íntima con lo que nos rodea."